viernes, 20 de mayo de 2011

Cómo hackear unas elecciones generales, autonómicas o municipales / Anonymus

Entendemos como “hackear” las elecciones el votar intencionadamente para manipular la fórmula d’Hondt y evitar el bipartidismo, es decir, que se presenten 70 partidos políticos y evitar que sólo 2 tengan la mayoría de escaños.
 
El objetivo es conseguir que los partidos mayoritarios pierdan escaños drásticamente y vayan a parar a los minoritarios.

Si hubiese más partidos políticos en el parlamento, los “lobbies empresariales” no lo tendrían tan fácil para manipular a los políticos como nos mostró Wikileaks, ni saldrían adelante leyes abusivas como la Ley Sinde, ni la que aprobaron ayer que permite que los niños puedan inflarse de comer donuts, cocacolas, bollicaos, etc, y que las multinacionales como Nestlé, Cocacola, Danone, etc se “autoregulen” (claaaaro).

Aclarada la definición y objetivos de este artículo, empezamos.

¿Los votos en blanco influyen en los resultados?
Si, a efectos prácticos, dan más escaños a los partidos mayoritarios y elimina a los minoritarios.

¿Los votos nulos influyen en los resultados?
No, a efectos prácticos, no sirven para nada.

¿Los votos de un partido político que al final no tiene escaños, se van a los partidos mayoritarios?
No y si.
No, porque si hay pocos partidos minoritarios con muchos votos, perjudica a los partidos mayoritarios y tienen menos escaños.
Si, porque si hay muchos partidos minoritarios con muchos votos, se quedan todos sin escaños, que van a los partidos mayoritarios.

Ante la duda, siempre es mejor votar a un partido minoritario que tenga posibilidades de tener como mínimo 1 escaño, que votar a partidos raros tipo “Partido de manolo el del bombo” que seguro que no tiene ninguno y lo único que harás será perjudicar a los otros partidos minoritarios.

¿Si te inscribes en el censo pero no votas (abstención), favoreces a los partidos minoritarios?
No y quizás
. Aclaro  a los que dejan comentarios “simpáticos” sobre este punto, que si no te empadronas no estás censado, lo sé por experiencia ya que no pude votar en las últimas elecciones “por no estar en el censo”.
El “No” es porque si estás censado pero no votas, no afecta en nada, ya que la Ley d’Hondt sólo tiene en cuenta los votos realizados. Si votan 4 personas y se abstienen 1.000 da igual, se tendrá en cuenta a las 4 personas que han votado.
El “quizás” es porque después de aplicar la ley d’Hondt, se realiza el reparto (injusto) de escaños por provincia (técnicamente se dice “asignación de diputados”) y se tiene en cuenta a las personas censadas, no las que han votado. Para no alargar este artículo, en esta animación se explica con dibujitos como funciona la “asignación de diputados por provincia”.

¿Los partidos políticos “hackean” las elecciones?
Si, hay ejemplos claros, como el partido Izquierda Unida que aún teniendo más votos que Convergencia i Unió o PNV, siempre tiene muchos menos diputados. Esto se debe en parte a la ley d’Hondt pero también a la forma en que se hace el reparto de diputados por provincia.
  • Izquierda Unida: 969.871 votos = sólo 2 diputados!
  • Convergencia i Unió: 779.425 votos = 10 diputados
  • Partido Nacionalista Vasco: 306.128 votos = 6 diputados
Otro ejemplo reciente es el partido político vasco,  presuntamente heredero de Herri Batasuna llamado Sortu, que al ilegalizarlo porque “no condena la violencia”, “no condena los anteriores atentados”, “no condena los spaguettis con ketchup”, “no saben bailar sevillanas”, etc, permanece ilegal y gracias a que sus posibles votantes votan en blanco o no votan, favorecen mayoritariamente a… los socialistas y peperos, justamente los ahora están mandando en Euskadi (aunque también favorece a PNV, pero no lo suficiente). Por eso no interesa legalizarlos, independientemente de sus raíces políticas.
hacker-politico-votos

SIMULACIÓN CON 3 PARTIDOS POLÍTICOS:

Ahora mediante un simulador de la Ley d’Hondt, vamos a simular unas situaciones para ver como funciona y como podemos aprovecharlo a nuestro favor. La idea de hacer todo esto vino al curiosear por el simulador de la ley d’Hondt de Vicente Navarro, aunque por razones prácticas, utilizo el simulador de la ley d’Hondt de la web icon.cat poniendo los siguientes datos como base de investigación:
  • 100 escaños
  • 3% de listón
  • Partido A – 1000 votos
  • Partido B – 500 votos
  • Partido C – 50 votos
Simulación de referencia:  1.551 electores - 0 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado:
  • Partido A (64.5%): 65 escaños
  • Partido B (32.2%): 32 escaños
  • Partido C (3.3%): 3 escaños
O sea que tenemos que el primer partido político obtiene 65 escaños, el segundo partido político 32 escaños y el tercer partido 3 escaños. Ahora vamos a hacer variaciones a ver como se pueden “hackear” estas elecciones simuladas.

Simulación 1:  100.000 electores - 0 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado: Queda igual que la simulación de referencia.
Conclusión: la abstención no sirve de nada. Es necesario votar si quieres hackear las elecciones.

Simulación 2:  1.684 electores - 133 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado:
  • Partido A (59.4%): 67 escaños
  • Partido B (29.7%): 33 escaños
  • Partido C (3.0%): Descartada (no votos mínimos)
Conclusión: votar en blanco, sólo ayuda a los partidos políticos mayoritarios.

Simulación 3:  1.684 electores - 0 votos en blanco - 133 votos nulos
Resultado: Queda igual que la simulación de referencia.
Conclusión: votar nulo no sirve para nada.

SIMULACIÓN CON 4 PARTIDOS POLÍTICOS:

Ahora ya sabemos que para hackear unas elecciones, hay que votar, nada de abstenerse, ni votos nulos, ni sobretodo votos en blanco (el cáncer de los partidos políticos minoritarios).
¿Pero entonces cómo podemos ayudar a modificar los resultados? ¡Pues votando a los partidos minoritarios!

Ahora haremos las mismas simulaciones teniendo en cuenta que aparece un nuevo partido minoritario, a ver que pasa:

Añadimos ahora el “Partido D con 49 votos”.
Simulación de referencia:  1.599 electores - 0 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado:
  • Partido A (62.5%): 63 escaños
  • Partido B (31.3%): 31 escaños
  • Partido C (3.1%): 3 escaños
  • Partido D (3.1%): 3 escaños
Conclusión: de entrada, al tener un nuevo partido político minoritario, ya hemos fastidiado al primer partido (2 escaños menos) y al segundo (1 escaño menos). JAJAJA :)
Simulación 1100.000 electores - 0 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado: Queda igual que la simulación de referencia.

Conclusión: de nuevo, la abstención no sirve de nada. Es necesario votar si quieres hackear las elecciones.

Simulación 2:  1.732 electores - 133 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado:
  • Partido A (57.7%): 67 escaños
  • Partido B (28.9%): 33 escaños
  • Partido C (2.9%): Descartada (no votos mínimos)
  • Partido D (2.8%): Descartada (no votos mínimos)
Conclusión: igual que antes, votar en blanco sólo ayuda a los partidos políticos mayoritarios. Es más, en este caso con sólo 51 votos en blanco ya quedarían descartados los partidos políticos minoritarios.

Simulación 3:  1.684 electores - 0 votos en blanco - 133 votos nulos
Resultado: Queda igual que la simulación de referencia.
Conclusión: votar nulo no sirve para nada.

SIMULACIÓN CON 6 PARTIDOS POLÍTICOS:

Pero hay un problema!!! Ahora añadimos dos partidos nuevos, el “Partido E con 49 votos” y el “Partido F con 49 votos”.

Simulación de referencia:  1697 electores - 0 votos en blanco - 0 votos nulos
Resultado:
  • Partido A (58.9%): 67 escaños
  • Partido B (29.5%): 33 escaños
  • Partido C (2.9%): Descartada (no votos mínimos)
  • Partido D (2.9%): Descartada (no votos mínimos)
  • Partido E (2.9%): Descartada (no votos mínimos)
  • Partido F (2.9%): Descartada (no votos mínimos)
Conclusión: votar a demasiados partidos minoritarios que no tienen posibilidad de conseguir  el 3% de votos como mínimo, favorece a los partidos políticos mayoritarios.

RESUMIENDO

Para hackear unas elecciones y que no salgan los partidos políticos mayoritarios:
  • Votar a partidos minoritarios que tengan alguna posibilidad.
  • Nunca, jamás de los jamases, votar en blanco. Perjudica gravemente a los partidos políticos minoritarios.
  • No votar nulo, ya que no sirve de nada.
  • No abstenerse, ya que no sirve de nada.

No hay comentarios: