lunes, 4 de julio de 2011

Declaración de la Asamblea General de la Red Europea Contra la Pobreza


  'Europa necesita un nuevo corazón'
La Asamblea general tuvo lugar en medio de la indignación creciente por el fallo de las instituciones europeas y de los gobiernos de los Estados miembro en adoptar medidas de solidaridad protegiendo a las personas en lugar de los mercados. Como respuesta a la crisis actual, los delegados han declarado que Europa no recibirá el apoyo de la ciudadanía si estos consideran que estan minando las bases de sus « Estados de Bienestar »

EAPN observa que en toda la Unión Europea, los planes de rescate y de salida de la crísis estan agravando los niveles de pobreza y amenazan la cohesión social, mientras refuerzan el dominio de los mercados financieros y de las agencias de especulación. Sobre todo en aquellos países que están sujetos al cumplimiento de los acuerdos financieros de la UE y el FMI, con concesiones de créditos a unas tasas de interés punitivas, la respuesta a la crisis ha sido dominada por planes de austeridad que afectan especialmente a las personas más vulnerables de la sociedad.

Mientras reforzaban estos programass de austeridad insostenibles, la Unión Europea y los Estados miembro, rechazaron de manera persistente la imposición de una disciplina económica o una responsabilidad financiera a los sistemas financieros que han causado la crisis, a escala internacional y en el seno de la Unión Europea. Además, parece que el Banco Central Europeo antepone el interés de los bancos al bienestar de la ciudadanía europea.

Con estas actuaciones, Europa no será nunca capaz de bajar las tasas de pobreza. Además, su respuesta a la crisis quebranta las perspectivas a corto y largo plazo para garantizar unas sociedades más igualitarias y justas. En este contexto, no sorprende pero resulta profundamente inquietante, que el apoyo al proyecto de integración europea se encuentre en su nivel más bajo.

EAPN alega que hay otras alternativas a estas medidas draconianas de austeridad. La Asamblea General pide a los dirigentes europeos dar un nuevo impulso al proyecto europeo mediante:

1. Colocar el desarrollo social y sostenible y la solidaridad en el corazón de las prioridades y los derechos de la persona en el centro de los esfuerzos de lucha contra la pobreza y la exclusión social.


2. Fijar objetivos ambiciosos y coherentes de reducción de la pobreza y la exclusión social, reflejando los tres indicadores acordados por el Consejo Europeo (junio 2010) y garantizar un seguimiento riguroso de los progresos conseguidos, beneficiando a todas las personas en situación de pobreza, incluyendo las más desfavorecidas. El fallo, año tras año, en el logro de los objetivos establecidos de reducción de la pobreza, se tiene que considerar como inaceptable mediante este seguimiento.

3. Defender y promover el « Estado de Bienestar » y los derechos sociales como un pre-requisito indispensable para la recuperación económica. Esto incluye el seguimiento de la Recomendación sobre Inclusión Activa, mediante la adopción de una Directriz en el Marco Europeo, sobre los esquemas de una Renta Mínima Adecuada, medidas para apoyar el acceso de todos y todas a servicios de calidad y medidas de activación de empleo positivo.

4. Defender los bienes públicos comunes (por ej. agua, salud, transporte, servicios sociales) como un derecho fundamental.

5. Reforzar la economía real, lo que implica apoyar la economía social y la inversión productiva en la elaboración y aplicación de estratégias del mercado laboral, basadas en la creación y apoyo de empleo de calidad y oportunidades para todos y todas.

6. Frenar el sistema destructor del comercio especulativo, obligando a los bancos a asumir su parte del desastre, introduciendo impuestos sobre las transacciones financieras para financiar la inversión social. Y garantizar un alto nivel de transparencia para luchar contra la corrupción.

7. Combatir la evasión fiscal, con abolición, sobre todo, de los paraisos fiscales, especialmente aquellos establecidos en territorio de la Unión Europea y perseguir de manera más estricta la lucha contra el crimen organizado a nivel paneuropeo, a fin de erradicar los mecanismos que contribuyen de una manera decisiva a las causas de la pobreza y la exclusión social.

8. Crear las condiciones para que los Estados miembro puedan conseguir préstamos a tasas de interés razonables y promover la solidaridad en el seno de la Unión Europea.

9. Desarrollar mecanismos de vigilancia de las tendencias de la riqueza y de las desigualdades en todos los Estados miembro, a fin de promover y aplicar medidas de reducción de las desigualdades en ingresos y bienestar.

(La 22ª Asamblea General de EAPN tuvo lugar en Lisboa, Portugal, del 16 al 18 junio 2011. Delegaciones de 27 países y de 11 Organizaciones Europeas tomaron parte los debates y actividades de esta Asamblea. Finalmente, la Red ha acogido entre miembros a las Redes de EAPN Islandia, Serbia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia).

No hay comentarios: