lunes, 8 de agosto de 2011

Armagedón financiero o la teoría de la conspiración / Francisco Parra *

Ya adelanto que no creo en el Armagedón financiero y no creo que la reciente rebaja de la calificación de la deuda norteamericana nos vaya a conducir a éste. En general, no soy muy seguidor de las teorías conspirativas, pero en este momento me da la impresión de que “el dinero” está jugando a algo y no acierto a adivinar a qué.

Cuando digo “el dinero”, me refiero a esos enormes mayoristas de dinero que son los grandes fondos de inversión y las grandes gestoras de fondos norteamericanos. Como comenté en un artículo anterior, dichos mayoristas de la inversión financiera están muy ligados con las tristemente famosas agencias de calificación y a nadie que siga un poco el devenir financiero se le escapa que, o bien tienen el “don de la oportunidad” o bien, actúan teledirigidos. 

A lo largo de estos años de “marejada” financiera, hemos asistido a un gran número de decisiones de dichas agencias muy cuestionables, no ya por la decisión en sí, sino por el momento en que se comunicaban. El poder financiero mundial juega muy fuerte, o se defiende, como otros prefieren verlo, pero al final son los grandes consorcios financieros norteamericanos los que salen normalmente beneficiados de las decisiones que toman la agencias de calificación y es el pequeño operador o el pequeño ahorrador de cualquier punto del mundo, el que sale perjudicado, con el agravante de los gravísimos daños colaterales que para la economía mundial están teniendo los movimientos altamente especulativos que están llevando a cabo.

Si estamos de acuerdo en que desde el poder financiero se está jugando a algo…., ¿podemos alcanzar a imaginar a qué?. Yo personalmente tengo varias hipótesis…. .


Puede ser simplemente que, como dicen algunos, “los mercados” se defienden. Ante un clima de inestabilidad, intentan minimizar sus pérdidas y sus riesgos. Lo siento, pero no me lo creo. Si eso fuese así, invertirían en valores seguros, pese a su escasa rentabilidad y se acabó. Pero no. No van por ahí “los tiros”. Muy frecuentemente han jugado a la descalificación de algún valor o país para obtener una mayor rentabilidad. ¿No es España un país de altísimo riesgo según las “las publicaciones salmón” de
  EEUU y Reino Unido?. ¿Entonces, porqué terminan agotándose las emisiones de bonos cuando con la ayuda de las agencias de calificación, sube la rentabilidad de nuestra deuda?. No seremos tan peligrosos, cuando una subida de 1,5 o 2 puntos hace que se venda nuestra deuda.

Otra posibilidad que podría estar detrás de ciertas actuaciones y actitudes sería el “acoso y derribo” del Euro. Se sabe que al Gobierno norteamericano nunca le gustó la idea de una Europa unida. Eso supone un debilitamiento de su influencia en el Mundo y supone además, que exista una moneda que le hace la competencia al Dólar. Durante el gobierno Bush hubo asesores presidenciales que aconsejaban tomar medidas para debilitar la Unión Europea y sobre todo, impedir el acercamiento entre Rusia y Europa.

De hecho, varias fueron las provocaciones que la Administración Bush llevó a cabo para limar la creciente buena relación entre la Unión Europea y Rusia, (instalación de misiles en Chequia y Polonia, reconocimiento de Kosovo, ayuda económica y militar a Georgia, …). Es evidente que una Unión Europea realmente unida y a su vez, ligada a Rusia, sería un serio competidor dentro del escenario de la geoestrategia mundial. Pues bien, ¿no será todo este lío financiero una forma de intentar debilitar al Euro para que el dólar siga manteniendo su hegemonía?. Podría ser, pero sinceramente, no veo que la Administración Obama vaya por esos derroteros…, además, la última decisión de S&P no beneficia en nada al Dólar. . Además, estas ideas y actitudes son más bien cosa del ala más conservadora de la política norteamericana, pero quién sabe… .

La gran guerra, la verdadera madre de todas las batallas, la limitación al creciente poder chino. Esta idea me parece de lo más plausible. La expansión de la economía china por todo el mundo ha sido espectacular. Su creciente peso en el mundo financiero y político es patente y su influencia geopolítica avanza a gran velocidad.

Además, tras la hecatombe financiera norteamericana en febrero de 2008, China se convierte en el tenedor más importante del mundo de Deuda Pública norteamericana y en el país con mayores reservas en dólares. Hace tiempo que se libra esta batalla en silencio. Norteamérica presiona para que se aprecie en Yuan, con objeto de que las exportaciones chinas se moderen. Se quiere imponer a China todo tipo de limitaciones de tipo medioambiental, de calidad, etc. , pero no hay forma. El gigante asiático continúa su progresión.

La última decisión de S&P sobre la deuda norteamericana hace que se remuevan los cimientos de la economía china, dado el enorme volumen de su inversión, no solo en deuda norteamericana, sino también en valores privados de dicho país. Se trataría de hundirme yo para arrastrar al otro. Después modifico las reglas del juego a mi favor y reconstruimos. Es una jugada arriesgada, pero posible.

Por último, me gustaría apuntar otra posibilidad interesante… . El acoso y derribo a Obama. Las políticas “socialistas”, al modo de ver de los más conservadores y en especial de los miembros del Tea Party, han generado una fuerte corriente de oposición. Los ultraconservadores norteamericanos han declarado la guerra a Obama.

¿Cómo es posible que quiera aumentar la regulación en el mercado financiero de EEUU?. ¿Qué es eso de aumentar las prestaciones de la sanidad pública o de aumentar el gasto social?. ¿A costa de reducir nuestra presencia en el Mundo, retirando nuestras tropas en Irak?. ¿Reduciendo el gasto armamentístico?. ¿Aumentando los impuestos a los ricos?. ¿Permitiendo que se cree un Estado Palestino?. ¿Permitiendo que rusos y chinos ganen cuotas de poder e influencia en el Mundo?. No perdonan. Se lo quieren quitar de en medio. Me da la impresión de que el gran lobby financiero, unido a la ultraderecha norteamericana quiere “machacar” a Obama.

A mi modo de ver, esta última hipótesis es la más plausible, sin que las demás dejen de tener también su influencia… . Obama ha “metido el dedo en el ojo” a los lobbys más poderosos de la Tierra y están dispuestos a todo, entre otras cosas a hundir el sistema para volverlo a construir. Y mientras “ellos” se entretienen con sus batallitas y sus juegos de poder, el ciudadano de a pié sigue estando cada vez más “jodido” y perdonen por la expresión, pero es la más gráfica que se me ocurre.

(*) Economista

No hay comentarios: