domingo, 9 de septiembre de 2012

Berlín debe liderar la eurozona o dejarla, dice Soros


VIENA.- Alemania debe abandonar la eurozona si no está preparada para adoptar un liderazgo más decisivo para ayudar a las naciones débiles de la eurozona a escapar de una espiral de creciente endeudamiento y declive económico, según dijo el veterano financiero húngaro George Soros.

Soros dijo que Europa se enfrenta a una prolongada recesión y un amargo final del proyecto de unificación europea si no se dan pasos para ayudar a sus países del sur a crecer, y así salir de la crisis de deuda, asumiendo de forma colectiva parte de su deuda y relajando la insistencia en la austeridad que ha liderado Alemania.
"Alemania debe o bien liderar el desarrollo de una política de crecimiento, unión política y reparto de cargas, aceptar el coste del liderazgo, o salir a través de un acuerdo amistoso", dijo Soros anoche en una entrevista de televisión en Viena.
Soros, un filántropo liberar que saltó a la fama como inversor con una gran apuesta contra la libra esterlina en 1992, dijo que una eurozona sin Alemania podría ser más competitiva en exportaciones y vender su deuda a menor precio con un euro más débil liderado por Francia.
De otro modo, Alemania debería dar un paso adelante y aceptar su papel de liderazgo de facto, abandonando la posición ideológica que lidera el Bundesbank contra la financiación de estados por parte del banco central y a favor de un estricto cumplimiento de un objetivo de inflación cercano e inferior al dos por ciento.
Berlín ha respaldado el nuevo programa de compra de bonos del Banco Central Europeo para bajar los costes de financiación de países de la eurozona con problemas, y que el banco central alemán ha criticado.
Soros dijo que es probable que el plan dé a Europa "un periodo más largo que medidas anteriores que se han tomado".
"Es un paso más drástico", añadió, aunque señaló que cree que ni Madrid ni Roma solicitarán formar parte del programa.
Lo que Europa necesita, dijo, es alguna forma de bono común de la eurozona, algo que Alemania no considera aceptable.
"En segundo lugar necesita poder crecer, necesita un programa de crecimiento, y una vez más esto no es lo que Alemania está imponiendo a Europa", dijo Soros.
Soros, de 82 años, comparó la situación con la crisis financiera de 1982, cuando los prestamistas protegieron el sistema bancario internacional prestando a los países deudores sólo lo suficiente para pagar sus deudas, forzándoles a aplicar severos programas de austeridad que llevaron a la depresión.
"Fue la década perdida para América Latina y algo muy similar está ocurriendo ahora en la situación del euro, donde Alemania está jugando el mismo papel en el euro que el FMI dentro del sistema financiero global", señaló.
"Esta política está empujando a Europa a una depresión que va a durar cinco o diez años", dijo Soros.
El inversor comentó que esto supondrá una desaceleración del crecimiento económico global.
"Creo que todo este proceso está reforzando las tendencias deflacionarias en el mundo, así que la propia Alemania está desacelerando y dejará de crecer", dijo.
"De hecho China está destinada a un duro aterrizaje, que reforzará la tendencia global hacia la depresión".
Comentando un ensayo publicado el sábado en la página de la New York Review of Books, Soros dijo que ese escenario pone en peligro no sólo la moneda única europea, sino toda la UE, poniendo fin a un proyecto de décadas para unir el continente.
El magnate predijo que Alemania no presionará a Grecia para que deje la UE, pero que seguirá prestándole el apoyo justo para que pague sus deudas, mientras insiste en que persista con un duro programa de austeridad.
"Creo que Alemania va a adoptar una línea dura con Grecia, pero no irá tan lejos como empujar a Grecia fuera del euro o fuera de la Unión Europea", dijo.
Francia, añadió, podría tener dificultades para aceptar un papel de líder de un euro "latino".
"Francia ha hecho relativamente poco en materia de reformas fiscales y estructurales, y actualmente disfruta de una baja prima de riesgo porque está estrechamente aliada con Alemania", dijo. "Si ese lazo se rompe, probablemente Francia tendría una prima de riesgo más alta que Italia".
Soros ofrecerá en Berlín mañana lunes un discurso titulado "La tragedia de la Unión Europea".
La firma Fund Managemente, de Soros, con sede en Islas Caimán, tiene unos 25.000 millones de dólares (unos 12.500 millones de euros) en activos. Forbes estima la fortuna personal del inversor en unos 20.000 millones de dólares.

No hay comentarios: